La Columna del Presidente

Falta de capacidad de gestión retrasó inversión en sector salud en regiones

Resulta preocupante constatar nuevamente la falta de capacidad de gestión de la gran mayoría de los gobiernos regionales y municipales. Como ejemplo, un reciente informe del CIE de PERUCÁMARAS señala que la Macro Región Centro ejecutó en promedio solo el 61,5% de su presupuesto, en proyectos de inversión pública asignado en el 2018 para el sector salud.

De los S/ 878.1 millones asignados solo gastaron S/ 540.1 millones, equivalente a una reducción de 9 puntos porcentuales con relación a lo ejecutado en el 2017. Es decir, en lugar de avanzar muestran un notable atraso en la ejecución, en este caso, de obras y mejoramiento de los servicios en favor de la salud.

La Macro Región Centro está conformada por las regiones de Ayacucho, Junín y Huánuco, que mostraron un avance superior al promedio de 61,5%, y Huancavelica, Apurímac, Ica, Áncash y Pasco, que mostraron porcentajes de avance mucho menores al promedio, a pesar de tener enormes necesidades y brechas en sus servicios de salud.

Esta falta de capacidad de gasto, a pesar de contar con los recursos asignados en el presupuesto, se observa de igual modo en el resto de regiones del país. Afrontamos así la paradoja de tener plata y de no saber cómo gastarla. Esto significa para el desarrollo de la economía y, consecuentemente, del país una verdadera traba y problema que debe resolverse con las nuevas autoridades regionales y locales.

Para mejorar la capacidad del gasto del presupuesto de inversión pública en salud y en otros sectores deben eliminarse las trabas burocráticas y simplificarse los trámites para facilitar un mayor y mejor flujo de las inversiones privadas en las regiones, a través de la modalidad de Obras por Impuestos o Asociaciones Público Privadas.

Lamentablemente, existe una considerable brecha que no permite que los ciudadanos, sobre todo en las regiones, sean atendidos oportunamente. Un buen sistema de salud es el que tiene la capacidad instalada adecuada para atender la demanda de la población. El desequilibrio entre la demanda y la oferta de servicios da origen a las largas listas de espera en consulta externa, diagnósticos, cirugías y hospitalizaciones.

Inciden en el incremento de la demanda de atención en salud, el aumento de la población, el envejecimiento, los cambios en el perfil epidemiológico, la mayor población migrante a las ciudades, los accidentes de tránsito y la agudización de la violencia.

Para resolverlo es además necesario un cambio de actitud en las autoridades y trabajar con la mentalidad empresarial para mejorar la infraestructura y modernizarla. Indudablemente, una mejor infraestructura y equipos costosos no garantizan un mejor tratamiento a los pacientes, por lo que se requiere un personal de salud bien capacitado y con vocación de servicio.

Asimismo, es necesario abaratar el acceso a las medicinas. En tal sentido, PERUCÁMARAS destaca la decisión del Ministerio de Salud de crear una comisión con la participación de los sectores público y privado, y de los gremios, para revisar la Ley de Productos Farmacéuticos y sus reglamentos.

En ese contexto, las cámaras de comercio regionales consideran que medidas como ésta también deberían enfocarse en otros ámbitos como el de la ejecución de presupuestos en sectores tan importantes como salud, entre otros, para que las autoridades revisen y observen por qué estos presupuestos no se ejecutan, y establecer mecanismos sinérgicos para que se cumplan eficientemente.

Más aun teniendo en cuenta que en las regiones del país no hay suficientes hospitales y postas, o estos carecen de equipos, y por otro lado hay desabastecimiento de medicamentos, a pesar de que la población muere debido a infecciones respiratorias que se convierten en neumonía, tuberculosis, enfermedades infecciosas, y finalmente se registran altas tasas de anemia y desnutrición crónica.

Así, las reuniones periódicas que sostienen el Presidente de la República y el Primer Ministro con los gobernadores regionales y alcaldes del país deben servir no solo para analizar los requerimientos de mayor presupuesto que demandan esas instancias subnacionales, sino además para hacer un balance con muestras fehacientes de cómo avanza la ejecución de inversión pública de calidad en las regiones, qué problemas afrontan y cómo darles el soporte, sobre todo técnico del Ejecutivo, para la conclusión de las obras. De lo contrario, como muestran las estadísticas, solo servirá para la foto y para el correspondiente gesto político.

 

Carlos Durand Chahud
Presidente de PERUCÁMARAS